viernes, 4 de febrero de 2011

horcón de algarrobo

Aprendieron los caminos de las estrellas,
los hábitos del aire y del pájaro,
las profecías de las nubes del Sur
y de la luna con un cerco.



fotografía propia: Horcón de algarrobo
Construcción de mediados del siglo XIX, en Olta, Pcia. de La Rioja.
Se conserva por haber sido el lugar en el que, en 1863 fue asesinado el caudillo Chacho Peñaloza, durante los años de lucha fraticida, previos a la Organización Nacional.




Los hermanos sean unidos,
Porque ésa es la ley primera.
Tengan unión verdadera
En cualquier tiempo que sea-

Porque si entre ellos pelean
Los devoran los de "ajuera".

MARTIN FIERRO
Canto XXXII (segunda parte)




Quién les hubiera dicho que sus mayores vinieron por un mar, quién les hubiera dicho lo que son un mar y sus aguas.

Mestizos de la sangre del hombre blanco, lo tuvieron en poco, mestizos de la sangre del hombre rojo, fueron sus enemigos.

Muchos no habrán oído jamás la palabra gaucho, o la habrán oído como una injuria.
Aprendieron los caminos de las estrellas, los hábitos del aire y del pájaro, las profecías de las nubes del Sur y de la luna con un cerco.

Fueron pastores de la hacienda brava, firmes en el caballo del desierto que habían domado esa mañana, enlazadores, marcadores, troperos, capataces, hombres de la partida policial, alguna vez matreros; alguno, el escuchado, fue el payador.

Cantaba sin premura, porque el alba tarda en clarear, y no alzaba la voz.

Había peones tigreros; amparado en el poncho el brazo izquierdo, el derecho sumía el cuchillo en el vientre del animal, abalanzado y alto.

El diálogo pausado, el mate y el naipe fueron las formas de su tiempo.

A diferencia de otros campesinos, eran capaces de ironía.

Eran sufridos, castos y pobres. La hospitalidad fue su fiesta.

Alguna noche los perdió el pendenciero alcohol de los sábados.

Morían y mataban con inocencia.

No eran devotos, fuera de alguna oscura superstición, pero la dura vida les enseño el culto del coraje.

Hombres de la ciudad les fabricaron un dialecto y una poesía de metáforas rústicas.
Ciertamente no fueron aventureros, pero un arreo los llevaba muy lejos y más lejos las guerras.

No dieron a la historia un sólo caudillo. Fueron hombres de López, de Ramírez, de Artigas, de Quiroga, de Bustos, de Pedro Campbell, de Rosas, de Urquiza, de aquel Ricardo López Jordán que hizo matar a Urquiza, de Peñaloza y de Saravia.

No murieron por esa cosa abstracta, la patria, sino por un patrón casual, una ira o por la invitación de un peligro.

Su ceniza está perdida en remotas regiones del continente, en repúblicas de cuya historia nada supieron, en campos de batalla, hoy famosos.

Hilario Ascasubi los vio cantando y combatiendo.

Vivieron su destino como en un sueño, sin saber quienes eran o qué eran.

Tal vez lo mismo nos ocurre a nosotros.


Los gauchos, en Elogio de la Sombra,
Jorge Luis Borges




15 comentarios:

  1. Ciao Cecilia,fotografia stupenda e un pezzo di storia raccontata.

    Buona giornata!!

    ResponderEliminar
  2. Buenos días Cecilia.

    Sabes Cecilia...Soy un lector casi compulsivo pero hay dos libros de cuantos he leido que me causaron una profunda impresión uno es Hojas de Hierba de Walt Whitman y Martin Fierro de José Hernandez. Yo que no soy muy de aprenderme cosas de memoria aún puedo recitar algunos versos de ese esplendido poema del genero gauchesco.

    El libro de Borges desgraciadamente no lo he leido.


    Mi mejor sonrisa para mi amiga Cecilia

    ResponderEliminar
  3. Ciao Francesco, grazie per il tuo commento. Questa foto è a me molto caro.

    Grazie,
    buona giornata !

    ResponderEliminar
  4. Buenos días Paco.

    Me sorprende gratamente saber que dejó en ti una buena impresión "nuestro Quijote", así solemos decir del Martín Fierro.
    Sí, algunos versos han quedado fijos, inclusive en nuestro hablar cotidiano.
    Por ejemplo los que aquí aparecen ..
    no significa éso que siempre los respetemos, pero ése .. es otro tema.

    El algarrobo es un representante de la flora autóctona. En esta foto (que me ha dado muchas satisfacciones, tiene un significado especial para mi) se da una doble imagen. El horcón del rancho y el que forman los árboles sobre él ..

    Muchas gracias por tu comentario, amigo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. me aCuerDo de la foTo
    ¡ muY bueNA ¡

    tdvîa viVen, adenTro muy adenTro perdiDos en el inTerior profuNdo si no soN loS mismOs a loS q esCriBe Borges se pareCen bastanTe

    beSoS

    ResponderEliminar
  6. Qué hermoso árbol, el algarrobo, me ha encantado tu presentación, con Martín Fierro, Borges, increíble lo que estamos aprendiendo de los árboles Cecilia. Las semillas del algarrobo se utilizaban en la Edad Media, para pesar las piedras preciosas y también para elaborar las fórmulas magistrales de farmacia. De hecho la palabra quilate, que es la unidad de peso de joyería provene de la palabra semita karat o del árabe querat, que significa precisamente "semilla de algarrobo". También este árbol es un símbolo de iniciación, es conocido también como "pan de San Juan Bautista, porque según la leyenda, el santo sólo se alimentaba de este modesto fruto. En otras épocas el algarrobo era fuente de alimentación, como las lentejas, los guisantes, etc. Especialmente se apreciaba mucho la harina con las que se hacían gachas. La paloma torcaz, es amante de este árbol. Con su madera, se hacían los carros en España. Los egipcios usaban polvo de algarroba para desodorante. Y también perfumes. Su corteza es gris y su hoja perenne. Sus flores son racimos, no tienen pétalos sino sépalos de color rojo. Su fruto es legumbre alargada, de entre 10 y 20 centímetros, por unos 2 de ancho y recibe el nombre de algarroba. Su pulpa es comestible y tiene sabor dulce.

    ResponderEliminar
  7. Olvidé decirte, preciosa la foto.

    ResponderEliminar
  8. Si Maby, el interior es otra cosa.
    Allí está la esencia .. ojalá perdure.

    La foto, jej desde 2007, está en A&F, en el blog de lectura, en varias galerías por ahí ..
    me alegro haberla hecho.

    Gracias ! besos.

    ResponderEliminar
  9. Excelente Julie !!!
    No sabía todo ésto que tú aportas, sólo que hay varias especies, una es autóctona, pero evidentemente hay muchas más !
    En cuanto al fruto, la algarroba, encontré algo:

    Un artículo sobre el cacao, y algunos efectos sobre la salud:

    "Frente a lo expuesto, aparece la humilde y aromática chaucha de nuestro vernáculo algarrobo, negro o blanco (Prosopis nigra o alba). Este místico habitante del monte serrano pertenece a la familia de las leguminosas y por ello da sus frutos en forma de vaina. A esta familia pertenece el algarrobo europeo o carruba (Ceratonia siliqua). Hay varias especies de Prosopis que producen chauchas comestibles en nuestro país: caldén, tintitaco, espinillo, tusca, vinal, espinillo, etc. Durante milenios el algarrobo ha sostenido al hombre -a través de su madera y sus frutos- y al frágil ecosistema, dando nutrición al suelo y a los animales.
    Las chauchas maduras (oscuras o claras, según la variedad) permiten obtener una harina muy dulce, con sabor bastante parecido al cacao y con muchas propiedades nutricionales y terapéuticas. Con ella se prepara el ancestral patay, que es una torta hecha con harina de algarroba y agua. Los indígenas utilizaban la algarroba para producir bebidas, a través de la fermentación de las chauchas (aloja) o por simple dilución de la harina en agua (añapa). Hirviendo las chauchas obtenían el popular arrope."

    Gracias amiga, un beso Julie !

    ResponderEliminar
  10. Preciosa entrada, muy completa información acerca del algarrobo.Gracias Julie.

    "Aprendieron los caminos de las estrellas,
    los hábitos del aire y del pájaro,
    las profecías de las nubes del Sur
    y de la luna con un cerco."

    La belleza de estos versos me exime de mayor comentario.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Con mis alumnos de 4 y cinco años soliamos visitar el parque del capricho situado en Alamdeda de Osuna , en aquel entonces estaba cerrado al p´´ublico pero teniamos un permiso especial ( uno de mis alumnos era nieto de los guardeses) estaba en estado "decadente" pero le daba un encanto especial a bosque, esto era en Madrid...y los pequeños exploradores encontraron las bainas secaS DEL ALGARROBO...Y LO USABAMOS COMO MARACAS ....EN CUANTO he leido tu precioso reportaje me ha venido aquellos dias de otoño
    que pasamos recorriendo el parque en estado salvaje...ahora lo han restaurado y aunque es una belleza para mi el recuerdo es mucho mas agradable tal como estaba..... he querido compartir contigo un recuerdo tan especial....
    ya que nos regalas trabajos tan interesantes no te
    olvides que lo seguimos con avidez!!!!!!!un abrazo Begoña

    ResponderEliminar
  12. Querida Begoña, gracias por compartir ésto tan entrañble para ti. Imagino, si, a los pekes con las maracas .. las vainas mmm creo alguna foto tengo por allí.
    En cuanto al Capricho, ¡ lo conozco!
    en la web de fotos, tengo un amigo madrileño enamorado de ese parque .. ha puesto cientos de fotos. Es precioso!

    Gracias amiga, un abrazo!!

    ResponderEliminar
  13. Besos Myriam, y gracias !!!
    ahora voy por la sombra en el patio, las hamacas ..
    quizás nuestros fantasmas por allí, todavía ..

    ResponderEliminar
  14. Si, lo conseguiste.
    Estoy llorando de emoción, no había vuelto a la escuela, creo que nunca.

    ResponderEliminar
  15. No era mi intención ..
    dale, acompañame a Victoria

    besitos Myriam.

    ResponderEliminar